La Sagrada Familia

Es el edificio más emblematico de Barcelona y se encuentra en construcción desde hace 136 años. Recibí la invitación por parte de la Fundación de la Sagrada Familia a vivir la experiencia desde adentro de la basílica del arquitecto catalán Antoni Gaudí.

El tiempo ha dado la razón a Gaudí. Con los años la Sagrada Familia se ha convertido en el emblema de Barcelona y es un símbolo artístico y espiritual de Catalunya. Millones personas de diferentes culturas y creencias se sienten conmovidas ante la magnitud y la belleza de la obra, la técnica arquitectónica, la luz y las esculturas.

Ya son 5 generaciones las que han ido viendo la evolución del templo en Barcelona. Hoy la construcción continúa, y se podría acabar durante el primer tercio del siglo XXI gracias a los que no han dejado de creer en ella. El sueño de alzar un templo hecho por y para el pueblo está siendo realidad pero convertido en un templo universal de la humanidad y para la humanidad.

La basílica de la Sagrada Familia completa se verá con 18 torres y 4 fachadas. En los próximos años se afrontara a su última etapa de construcción, teniendo como objetivo finalizarla en 2026. Dado a que es un templo expiatorio  la construcción se financia únicamente a través de donativos y ventas de entradas. Para terminar la obra de Gaudí se cuenta con 25 millones de euros anuales.

Historia

El origen del proyecto fue en el siglo XIX que se pensó como un templo expiatorio dedicado a la sagrada familia. El 19 de marzo 1882 se coloca la primera piedra a manos del arquitecto diocesano Francisco de Paula del Villar y Lozano. Un año luego renuncia a la obra y el joven Gaudí, quien había sido su asistente, toma las riendas con 31 años.

Gracias a un gran donativo pudo llevar a cabo un replanteamiento total de la obra. Gaudí deja atrás proyecto de iglesia neogótica y propone un plan ambicioso, absolutamente innovador con 18 torres de gran altura y 4 fachadas. Consciente de que no vería el templo terminado tomó la decisión de construir una altamisa fachada en vertical  en vez de las naves en horizontal. Comenzó entonces con la fachada  del nacimiento más alegre y vistosa. Pronosticó “Vendrá gente de todo el mundo a ver lo que hacemos”.

Gaudí trabajo 40 años en su obra maestra hasta que en 1926 muere repentinamente atropellado por un tranvía. Las  obras continúan y se acaban las torres de la fachada de nacimiento en 1930. En 1936 con la Guerra Civil, parte del templo es destrozado e incendiado y el taller de Gaudí queda destruido. Desde entonces arquitectos de todo el mundo construyen su iglesia. Maquetas y animaciones en computadores sirven ahora para completar los huecos del plan maestro de Gaudí. El objetivo es construirlo con máxima fidelidad a sus ideas.

Información interesante

Gaudí tuvo tres fuentes de inspiración: la biblia, la liturgia y la naturaleza. Quiso que la religión cristina y la arquitectura se fundieran en este templo, convirtiendo cada rincón de la basílica en un símbolo de fe.

Los primeros rayos del sol de cada día iluminan la fachada del nacimiento donde María, José y Jesús recién nacido están en el centro de este gran pesebre. Es un canto a la vida, la esperanza y la ilusión. Debajo tres portales dedicados a la esperanza, la fe y la caridad. En el lado opuesto, la fachada de la pasión expresa el dolor y el sacrificio de Jesús hasta la muerte en la cruz.La fachada de la gloria todavía por construir será la entrada principal al templo y  la que recogerá todas las enseñanzas de Jesucristo que deben conducir al hombre  a la felicidad.

Encima de las portaladas se alzan las primeras torres, las de las apóstoles que son las más bajas de las 18 que acabaran coronando el edificio. Gaudi las proyecto con unas alturas extraordinarias para representar el símbolo místico de la unión del hombre con Dios. Deseaba que el templo fuera visible desde cualquier punto de la ciudad. La altura es un elemento que cautiva en el interior de la basílica. En las columnas y ventanales se haya representada toda la iglesia universal. Encima del altar y visible desde cualquier punto se representa la santísima trinidad con Jesucristo en la cruz. A ambos lados del crucero se encuentran las esculturas de José y maría que completan la sagrada familia.

+ Información 

Dirección: C/ Marina N 41º

Cómo llegar: Metro L2 y L5 – Estación Sagrada Família | Bus 19, 33, 34, 43, 44, 50, 51, B20 y B24

 

Redacción y Fotografías: Julieta Eseverri